miércoles, 7 de agosto de 2013

Freud, S: Latencia y sublimación

La latencia es el período comprendido entre la declinación de la sexualidad infantil (5to o 6to año) y el comienzo de la pubertad, y que representa una etapa de detención en la evolución de la sexualidad. Durante este período se observa una disminución de las actividades sexuales, la desexualización de las relaciones de objeto y de los sentimientos (especialmente el predominio de la ternura sobre los deseos sexuales) y la aparición de sentimientos como el pudor y el asco y de aspiraciones morales y estéticas. Según la teoría psicoanalítica, el período de latencia tiene su origen en la declinación del complejo de Edipo. Corresponde a una intensificación de la represión (que provoca la amnesia infantil), una formación de las identificaciones con los padres y un desarrollo de las sublimaciones.
Freud habla de “período” de latencia y no de “fase”. Esto se debe a que durante este período, si bien pueden observarse manifestaciones sexuales, no se puede hablar en de una nueva organización de la sexualidad (ya que no aparecen zonas erógenas nuevas).

Entonces: 
La latencia se ubica entre el Complejo de Edipo y la pubertad.
Hay una perdida de interes por la actividad sexual.
Tienen lugar los diques (asco, verguenza, moral).
Se internaliza el superyó y por tanto, las prohibiciones e ideales de los vinculos parentales.

Ademas, a partir de los 6 años (cuando comienza el periodo de latencia), empiezan a caer los primeros dientes de leche y se modifica el maxilar. Esto no es poco importante ya que el niño no es mas el bebe lindo con cachetes, esto repercute en la madre. 
El niño ahora entiende que los juegos tienen reglas: no le da igual ganar o perder. Antes ganaban todos y se iba contento. Ahora, en la latencia, quiere ganar, que pierda el otro y ademas, que se cumplan las reglas.
Aparece el deporte como juego competitivo! No es casualidad que empiece a tener lugar la competencia a esta altura del desarrollo. Hay que tener en cuenta que el periodo de latencia le sigue al Complejo de Edipo, en donde el padre (en el caso del varoncito) es tomado como rival, el primer rival, al disputarse el amor por la madre. El falo regula la competencia.

La cultura es muy importante en el periodo de latencia, ofreciendo canales para la simbolización y la sublimación.

SUBLIMACIÓN: La sublimación es un proceso postulado por Freud para explicar ciertas actividades humanas que aparentemente no guardan relación con la sexualidad, pero que hallarían su energía en la fuerza de la pulsión sexual. Freud describió como actividades de sublimación principalmente la actividad artística y la investigación intelectual.
Se dice que la pulsión se sublima, en la medida en que es derivada hacia un nuevo fin, no sexual, y apunta hacia objetos socialmente valorados.
La sublimación, entonces, tiene que ver con la capacidad de reemplazar la meta sexual originaria por otro fin, que ya no es sexual pero se le halla psíquicamente emparentada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario